Registration Control
Para registrarse, primero debe ingresar la frase clave, si no la tiene debe solicitarla enviándonos un mensaje en nuestro mail de contacto.

Si te gusta el sitio

Ayúdanos a mantenerlo

Amount:   USD

Quién está en línea
Tenemos 83 invitados conectado

La historia de la familia que robó seis museos argentinos

Padre, hermano e hijo terminaron condenados. Son los primeros ladrones conocidos, especializados en piezas históricas. Robaron monedas de la época de Rosas, lapiceras presidenciales y hasta el reloj de Belgrano. Incluso burlaron al Banco Nación. (Fuente: Clarín)

Los pacientes en Estados Unidos reciben más medicamentos por persona que en cualquier otro lugar. La variedad de medicamentos comercializados por las farmacias en línea recta es distintivamente un aspecto que contribuye a la epidemia de abuso de medicamentos de prescripción. Comprar medicamentos en la Web puede ser una idea rentable para ahorrar presupuesto en recetas. Como muchos otros remedios, Kamagra también yo se clasifica de acuerdo a su ingrediente activo. ¿Qué pasa con las disfunciones sexuales y "Kamagra Oral Jelly"? ¿Dónde puede encontrar más información adicional acerca de "Comprar Kamagra"? Materias, como "Kamagra", se refieren a diversos tipos de problemas de saludos cordiales. La disfunción eréctil sexualidad puede ser actuar la calidad de vida. Además, la mayoría de los efectos secundarios varían de persona a persona. Positivamente, usted y su proveedor de atención médica deben decidir si Kamagra u otro medicamento es adecuado para usted.

La foto del día en que lo detuvieron muestra a Nazareno Baldo en muletas, pero aún así se nota que es alguien sumamente ágil. El hombre nació en 1966 y pasó varios años de su vida preso. En mayo de 2008 volvieron a arrestarlo, por integrar junto a su hermano y a su hijo la primera banda especializada en robos a museos de la historia argentina . La familia dio al menos seis golpes y logró botines millonarios. Hace dos meses, los condenaron a penas de 3 a 8 años de cárcel, pero la mayoría de los objetos robados jamás aparecieron .

Circulan varias versiones sobre su posible destino. Hay quienes hablan de coleccionistas que encargaban robos, otros dicen que los Baldo comenzaron a estudiar catálogos para vender las piezas ellos mismos y están los que apuestan a que las comercializaban al precio del metal del que estaban hechas.

Nazareno, su hijo y su hermano no dieron respuestas durante el proceso. Pero igual se sabe mucho de lo que hicieron .

La historia de la banda comenzó cuando Nazareno Baldo (45) aún estaba preso por robo en el penal de Ezeiza . Desde afuera, su hermano Jorge (56) y su hijo Ariel (24) comenzaron con los primeros golpes a museos. Los investigadores creen que no tenían experiencia en este rubro , ya que sus antecedentes son por asaltos a comercios y casas.

El 30 de junio de 2007, tío y sobrino entraron como dos turistas al Museo Histórico Nacional, en Parque Lezama. En el lugar había varias cámaras de seguridad pero su objetivo era una vitrina ubicada en un punto ciego . Sin que nadie se diera cuenta, mezclados entre el público, la abrieron, cortaron unas tanzas que sostenían la pieza y se llevaron una de las joyas de la colección: un reloj de bolsillo esmaltado en oro que le perteneció a Manuel Belgrano (ver El reloj....).

El robo generó un enorme revuelo y se clausuró el museo, pero no hubo pistas sobre los autores hasta mucho más tarde. En las filmaciones se veía a dos hombres en la sala, pero no sus caras .

El segundo golpe ocurrió dos meses después en el Museo de la Casa Rosada. Una persona a la que nadie vio se llevó una lapicera del ex presidente Roberto Ortiz y un reloj del ex presidente de facto Agustín P. Justo. Varios meses después, los investigadores probarían que ese día estaba activo en la zona el teléfono de Ariel , el más chico de los Baldo.

En septiembre de 2007, una seguidilla de golpes destapó que algo raro ocurría en los museos. El 19, desaparecieron seis placas de oro precolombinas del Museo Etnográfico Juan Bautista Ambrosetti (en San Telmo). Una semana después, alguien robó dos condecoraciones del Museo Naval de Tigre.

En ninguno de esos lugares había cámaras o testigos que vincularan a la familia con ambos robos, por lo que nunca se les probaron . Pero se sabe que sus integrantes estaban muy activos: el 12 de septiembre, los Baldo tuvieron su primer tropiezo en el Museo Sarmiento (en Belgrano).

Ese día, tío y sobrino participaron de una visita guiada al museo. Cuando llegaron a la Sala Avellaneda dejaron que el resto siguiera y se acercaron a una vitrina. Ariel sacó un destornillador y comenzó a forzarla mientras Jorge hacía de campana. En eso notaron algo raro, dejaron tirada la herramienta y salieron del museo sin llevarse nada. Todo había sido registrado por las cámaras de seguridad: no los detuvieron por segundos .

Aún así, en octubre robaron tres museos más con la misma técnica. Entraban como visitas, fingían mirar una vitrina y la forzaban. Los botines eran siempre medallas –incluidas unas de Evita–, monedas u objetos pequeños . Pero eso iba a cambiar muy pronto.

Nazareno Baldo salió de la cárcel de Ezeiza en enero de 2008 y se sumó para planear el golpe más ambicioso: la colección del Museo Numismático del Banco Nación, en plena Plaza de Mayo. Un botín de 550 monedas antiguas, valuadas en 700 mil dólares .

En la tarde del viernes 15 de febrero de 2008, Nazareno entró al edificio del banco como si fuera un cliente, se escondió en un baño y esperó hasta pasado el cierre .

Los investigadores cuentan que, a medianoche, Baldo se arrastró por un túnel de ventilación hasta llegar a la parte superior del museo, abrió un boquete en el cielorraso y bajó. Una vez adentro, trabó la puerta con cuñas de madera, forzó las vitrinas y cargó las monedas en una mochila. Luego abrió una ventana que da a Bartolomé Mitre y se descolgó con una cuerda hasta la vereda.

Una cámara de seguridad filmó cómo el hombre bajaba –y al final caía abruptamente y se golpeaba – a la 1.30 de la madrugada del sábado. Inmediatamente después, subió a un auto y desapareció.

Los investigadores tardaron dos meses en identificar a la banda y reunir las pruebas, pero a principios de mayo de 2008 se ordenó la detención de los Baldo por el robo al Banco Nación. El análisis de los llamados realizados en la zona a la hora del robo ubicaba allí a los celulares de Jorge y Ariel .

En el allanamiento a la casa de los Baldo no se secuestraron monedas, pero sí un libro de numismática.

Y estaba Nazareno en muletas . Lo insólito es que una semana después de las detenciones, las dos monedas más valiosas de la colección aparecieron durante una requisa en la cárcel de Devoto .

La hija de Nazareno había ido al penal a llevarle ropa a la familia. Los guardias la revisaron y, en un doble fondo de unas zapatillas, encontraron ocultas dos piezas valuadas en 190 mil dólares .

El proceso contra los Baldo careció de espectacularidad. En un juicio abreviado, aceptaron los cargos y los condenaron a penas que van de los 3 a los 8 años (la más larga, para Nazareno). Cuando le notificaron al hombre la pena en el tribunal, alguien le preguntó si se daba cuenta de que lo que habían hecho era robarse la historia argentina . Nazareno lo miro fijo y le contestó, sin inmutarse: “Nosotros no nos robamos nada”.